Lugares que debes conocer de Santander: Catedral de Santander.

La Catedral de Santander está construida sobre una colina. Donde anteriormente se encontraba la abadía de San Emeterio y San Celedonio, alrededor de la cual surgió la ciudad de Santanter. O como la bautizaron los romanos: Portus Victoriae liliobrigensium.

Si la observas desde el exterior te puede parecer un castillo o fortaleza, debido a su elevada torre, su sobria construcción y su robusta silueta. La construcción comenzó en el Siglo XIII. Aunque tuvo que ser reconstruida en 1941 tras el incendio que devoró el centro de Santander. Sin duda lo más interesante de la Catedral se encuentra en su interior. O sus interiores, como ahora veremos.

En incendiodesantander.com puedes ver al detalle este acontecimiento. Esta página surgió en el 75 aniversario del suceso. Recoge documentación, imágenes, testimonios y aplicaciones en las calles de la ciudad.

La Iglesia Alta

La Iglesia alta, construida a finales del Siglo XIII principios del XIV es la parte central de la catedral y constituye el templo oficial de la catedral. Es la parte que más cambios sufrió debido al incendio. Se accede por la puerta principal. Una de las primeras cosas que verás será el órgano de más de 6000 tubos y 100 registros o su admirable retablo de estilo churrigueresco. Además puedes admirar el sepulcro de Marcelino Menéndez Pelayo, polifacético escritor y orgullo de la ciudad. Su estatua descansa plácidamente sobre una montaña de libros y lo acompaña la siguiente inscripción “¡Qué lástima tener que morir cuando me queda tanto por leer!”

Gracias a Menéndez Pelayo Santander llegó a contar con una de las mejores bibliotecas de España. Aunque no residía en la ciudad la devoción por su ciudad natal era manifiesta. Como prueba legó su amplísima biblioteca personal al pueblo y ciudad de Santander.

La Iglesia Baja

No puedes irte de la Catedral de Santander sin detenerte unos minutos a contemplar su claustro gótico que sirve a su vez de acceso al templo. Pero quizá la joya de la catedral se encuentre un poco más abajo. Te hablo de la iglesia baja, conocida como La Iglesia del Cristo.

Aquí es donde se encuentran los restos de San Emeterio y San Celedonio que llegaron a Portus Victoriae en barco y que dieron prestigio e impulso al lugar. Accedes desde cualquiera de las puertas del costado norte. Una de ellas a escasos metros de la entrada principal. Es la parte más antigua de la catedral, en un estilo protogótico, que representa una transición del románico al gótico. Sorprende por su escasa altura y su firmeza conferida por sus robustos pilares. Antes de abandonar la cripta, mira a tus pies. Bajo una cristalera tienes los restos de un complejo termal romano, descubierto en 1883.

Horario:
Verano: abierto del 1 de julio al 15 de septiembre (Cerrado los lunes)
Todos los días visitas guiadas de 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 19:30h
Todo el año: visita Torre de la Catedral desde martes por la tarde hasta el domingo por la mañana,
Visitas guiadas y gratuias a las: 10:30 12:30 16:30 18:30

Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This