Que ver en Santander: Iglesia de Santa Lucía

Detrás de la plaza Pombo, donde comienza Hernán Cortés, se encuentra la Iglesia de Santa Lucía pegadita a la plaza de Cañadío. Fue declarada Bien de Interés Cultural en 1987.

Construida siguiendo unos planos dibujados por el arquitecto Antonio Zabaleta y que cedió gratuitamente a la ciudad en 1853, se terminó de construir en 1868. Es una iglesia rectangular inspirada en los edificios renacentistas italianos. Estilo que el autor admiraba y que pudo estudiar detenidamente en sus estancias en la ciudad de Roma.

Antonio Zabaleta, arquitecto cántabro, es el autor también de otros edificios de Santander como el Mercado del Este y la Casa de los arcos en la Plaza Pombo, donde se encuentra la librería Gil. A escasos metros de la Iglesia de Santa Lucia.

Su alta torre no constaba en los planos iniciales de Zabaleta tal como la vemos hoy día. Sino que se hizo un diseño más grande que la original. Lo más curioso de dicha torre son sus relojes, que además de adornarla, permiten que ver la hora desde cualquiera de sus lados.

Interior

No te costará encontrar el acceso. Unas grandes columnas de orden jónico antecedidas por una escalinata te guiarán hasta la puerta. Una vez dejado atrás el pórtico y dentro del templo puedes avanzar entre los bancos destinados a la oración. Justo antes de llegar al altar, a tu izquierda, verás la Capilla de Santa María. Es aquí donde podrás ver dos de los tesoros de la Iglesia de Santa Lucía. La talla de Santa Lucía, obra de Daniel Alegre, y la imagen de la Virgen de las Victorias o del Rosario, talla de Bellver.

Horario: Abierto solamente en horas de culto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This